martes, 11 de marzo de 2014

Experiencias de verano - Campos de trabajo en el Sur

"Son una oportunidad para ser acogidos y acogidas por una familia, por una comunidad por un equipo pastoral y con ellas y ellos conocer esa realidad: sus reuniones y actividades, su organización, sus formas de resistencia."
El objetivo es tener un contacto directo con la realidad del Sur desde lo cotidiano. Poner vida a lo reflexionado durante el curso Norte-Sur; requisito para participar en estas experiencias.
¿Cómo lo realizamos?
  • Participando en las misiones (un tiempo intenso en el caminar de las comunidades)
  • Participando en una actividad de apoyo a alguno de los proyectos (educación, salud...)
Se trata de algo que tiene una doble dirección: dar y recibir, ida y vuelta. Es una apuesta con 17 años de recorrido (1996) y hacemos una evaluación muy positiva de todas ellas.
En estos años han participado cerca de 70 personas, de ellas 15, posteriormente, han sido misioneras y misioneros en Ecuador ó Angola; otras 7, han continuado su compromiso con otras organizaciones en diferentes países. Cuatro personas más, trabajando en proyectos como Kidenda (Comercio Justo) y Fiare (Banca Ética) . Y sobre todo muchos, en proyectos solidarios a través del voluntariado.
"El efecto de juntar el análisis de su realidad, a todas luces injusta, con una lectura humana, liberadora e interpeladora de la Biblia es asombroso. Se comprometen unas personas con otras, se ayudan, luchan contra lo que les oprime. Eso es lo que ellos llaman caminar con dos pies: el pie de la realidad y la organización, y el pie de la iglesia viva."Iñigo Gómez. Riobamba 2012
Reacciones: