martes, 19 de abril de 2016

SOMOS MANABAS. ESTAMOS DE LUTO

Juan Ramón Etxebarria, presbítero alavés, misionero  en Manabí - Ecuador, nos transmite sus sentimientos ante el terremoto de Ecuador. Nos unimos a Juanra en el dolor por este pueblo tan  querido.

“Nos sentimos sobrecogidos. No tenemos palabras. Sólo queremos llorar.
Manabí, en Ecuador, fue nuestra patria para muchos amigos y amigas, misioneros y misioneras, que compartimos allá profundas experiencias. Siempre sembrando solidaridad y espíritu de servicio al hermano, en especial al más necesitado.

(Iglesia de Pedernales en cuya fachada se puede ver el mural de Peli Romarategi). 
(Estado en que ha quedado tras el seísmo).
Nosotros también estamos destruidos moralmente, junto a ese pueblo que ha sido destruido.
Pedernales fue mi casa, fue mi familia, donde pasé mis mejores años. Y lo mismo que Pedernales, también lo fueron: Cojimíes, Jama, San Isidro, San Vicente, Bahía de Caráquez y otros muchos lugares de Manabí. Conozco todos sus rincones, sus caminos y llegué a las últimas casas. Y en aquella convivencia, nos hicimos profundamente cercanos y amigos.
Nos sentimos cercanos a cada uno de ustedes, hermanos manabitas. Quisiéramos estar ahí, arrimando el hombro. Que sientan nuestro consuelo.
Vamos a estar muy cerca, de verdad, de todas las formas posibles: con la cercanía humana, con la solidaridad, en el espíritu, con la oración, con el apoyo moral, con el apoyo económico.
Es el tiempo de la solidaridad. Siempre lo ha sido; cada momento que compartimos con ustedes, lo fue. No entendemos la vida de otra forma. Pero, ahora lo es más que nunca.
Nos seguimos sintiendo “manabas”. Siempre. Hasta el final”.
Juan Ramón Etxebarria Borobia

Reacciones: