lunes, 23 de junio de 2014

Noticias sobre el viaje a Congo

Un país lleno de contrastes  Iñigo Iriarte, comenta por teléfono móvil desde Mufunga, las contradicciones del progreso en un país en el que es fácil conectarse con el mundo exterior e incluso seguir los partidos del mundial en diversas cadenas gratuitamente, "mientras hay carreteras sin asfaltar o las casas no disponen de agua corriente". Hay también gente muriéndose de cólera "que fundamentalmente mata a los más pobres".

El miembro de la Fundación Matía se muestra emocionado al recordar el "impresionante" recibimiento que les dispensaron a su llegada. Entiende que una de las razones de esta bienvenida ha sido la gran labor que han realizado los misioneros, entre los que se encuentra Luis Mari Gerrikagoitia, por "devolverles la dignidad". Los misioneros vascos trabajaron allí plantaron las semillas que han ido dando sus frutos. Cuestiones prácticas como la construcción de 25 kilómetros de carretera con gente voluntaria o temas pastorales, como la formación de catequistas y agentes de pastoral "que recorren una extensión como Bizkaia y Navarra juntas para evangelizar" han sido algunos de los resultados del acompañamiento que han realizado los misioneros en la zona.


La delegación diocesana que viajó ayer a a la República Democrática del Congo se encontrará con una realidad compleja en la que hace un mes han abierto formalmente, para su explotación, una de las minas de oro más grandes de África mientras puedes encontrar a una persona muerta al lado del camino "como nos ocurrió a nosotros al llegar aquí, sin que nadie pasara a recogerla", explica Iñigo.
(bizkeliza.org)
Reacciones: