martes, 14 de abril de 2015

Vocaciones nativas ¡Que bueno caminar contigo!"


 “¡Qué bueno: El mejor indicador de que una persona ha descubierto el tesoro escondido, su propia vocación, es la paz interior que se refleja en su rostro. Es la expresión del enamorado. Algo ha cambiado en su vida.

caminar: La vocación entraña el compromiso de salir de uno mismo para ir al encuentro del otro. Así lo refiere el salmista: “Dichoso el que camina en la ley del Señor”, “Caminaré en presencia del Señor”. Vocación es vivir la disponibilidad para “salir” e ir a donde la Iglesia envía.

contigo!”: Quien ha sido llamado a la vida consagrada o al sacerdocio sabe que Él camina al lado y nunca dejará de acompañarle, y que la vocación implica compartir la vida con los demás, para mostrarles el rostro de Dios.


Reacciones: