jueves, 27 de julio de 2017

Compromiso misionero desde el seminario.

Ya va siendo una costumbre consolidada en nuestro Seminario, el que algún seminarista durante el tiempo de verano viva una experiencia en misión, y este verano no va a ser menos. Esta última semana de julio han partido a Ecuador dos seminaristas y el rector. Dos de los tres, Aitor Uribelarrea, el rector y Fran Pinilla, van a ir por segunda vez, para Alex Andreu será su primera experiencia.
“Vamos a compartir durante casi un mes la vida con una de las comunidades atendida por uno de nuestros misioneros: la parroquia San Antonio en Quevedo, a cuyo servicio está Paulino Ordax”,explicaba el rector  a nuestra compañera de medios de comunicación de la diócesis, justo antes de partir. “Para vivir una bonita experiencia intentaremos hacernos uno con aquellas personas con quien vamos a compartir. Como bien dice el refrán castellano: allí donde fueres, haz lo que vieres. Todo lo que allí te rodea es, normalmente, muy diferente a lo que estamos acostumbrados, pero por otra parte muy gratificante y enriquecedor”.
Aitor, Fran y Alex irán informando de su experiencia y sus tareas en aquellas comunidades, “porque sabemos ya por el año pasado que, aunque estemos situados en esta parroquia, tendremos contacto con otras muchas del mismo pueblo y de pueblos cercanos”.
También, aunque ya no es seminarista, Carlos Olabarri –ordenado presbítero diocesano el pasado mes de junio- marcha esta semana a Perú, en concreto a Alto Trujillo, para colaborar con Aitor Esteban, otro de nuestros misioneros que desempeña allí su labor.

En la imagen tomada el año pasado  aparecen Aitor Uribelarrea y Fran Pinilla, junto a los presbíteros de Bizkaia Joseba Segura (que regresará a Bilbao tras varios años en Ecuador) Paulino Ordax, con el que compartirán la experiencia de este mes y otro presbítero ecuatoriano.







Reacciones: