viernes, 27 de octubre de 2017

La Misión continúa

El equipo de la delegación de Misiones de Bilbao  hicimos una invitación a los misioneros y misioneros de Bizkaia, a escribir sobre el lema de la campaña del DOMUND de este año: "Sé valiente, la Misión te espera" "Izan zaitez ausarta, Misioa zain duzu".
Estamos muy agradecidas por las respuestas recibidas. Cada uno de estos testimonios misioneros nos han ayudado a preparar   la jornada.
Durante los días previos al DOMUND, hemos compartido estas reflexiones en diferentes ámbitos:  en el diálogo con los chicos y chicas de los colegios y parroquias, en las intervenciones en la radio y en las páginas web de Misiones.en la revista diocesana Alkarren Barri...

Aunque la jornada del DOMUND ha pasado, la Misión continúa, como nos dice el misionero Carlos Gutierrez :

"Mirando hacia atrás, me doy cuenta que los momentos más ricos de misión han sido los vividos con más valentía y entrega. Mirando hacia adelante, veo que hay una comunidad eclesial y humana, que sigue clamando intensamente para que la vida y el Reino se hagan palpables en nuestra historia. La Misión no termina. Estamos siempre en constante reto, en búsqueda, interpelados por la historia y las personas, sacudidos por dramas o alentados por hermosas historias de fe y humanidad. Nos pide valentía, no solo en los grandes asuntos, sino también en los pequeños gestos donde se juega el evangelio y el camino de cada día. La valentía no viene de una autosuficiencia en los medios o maneras de hacer las cosas y que salgan “bien”, sino en la profundidad que se nutre de la salvación que acontece al costado de los caminos, en la conversación de dos discípulos, en las manos que levantan al caído, en los panes multiplicados entre los pobres, en los ojos que se abren para ver, en el vino que se comparte y reparte en la mesa sencilla. Dame y danos valentía, Señor, aquilatada, densa, sencilla y fraterna."
H. Luis Carlos Gutiérrez Blanco, fms
Maristas
América Central


Inés Oleaga está en Roma, pero le sigue marcando la experiencia vivida en Timor oriental o en el Congo.

"Hola amigos....aunque desde hace unos meses estoy trabajando desde Roma y no en la frontera de la misión, no me resisto a responder  y a vuestra petición que me ha traído  al corazon lo mejor de mi vida...gracias!!!!

No hay cosa mas triste, que nada ni nadie te espere. 
 "Se valiente, la mision te espera" me habla de las sorpresas y personas que me esperaban en Timor Oriental o en Congo para compartir su valor conmigo y así caminar y luchar juntos por su libertad, su dignidad, su futuro.... y hasta por su vida en momentos de conflicto. Ha sido un regalo sentir que el pueblo timorense "me esperaba" para ayudar a construir su país tras 24 años de guerra. Ha sido una alegría muy profunda que los desplazados de guerra del Este del Congo me esperarán para compartir su esperanza y su lucha por dar normalidad a una vida de 20 años huyendo de los rebeldes y últimamente ha sido una sorpresa descubrir como el pueblo Dayak de Borneo nos esperaba a una pequeña comunidad de Esclavas para ampliar juntos el horizonte frente a las multinacionales explotadoras del aceite del palma.
Sé valiente tan sólo a dar el primer paso hacia la misión y allí encontrarás la valentía que te falta"!!!



Por su parte la hna. Maribel  Eguiluz, Franciscana Misionera de Maria , nacida en Igorre, nos comparte su testimonio:


"Muchas gracias por haber pensado en nosotros que vivimos la fraternidad en comunion con el pueblo donde hemos sidos enviadas. En mi caso en el corazón del África, la Republica Democratica del Congo. Llevo aquí unos años 38 desde que deje Euskadi y me lancé en esta aventura de seguir los pasos de JESÚS ofreciendo mi vida por amor a ÉL y a los demás.

He pasado todos esos años en diferentes servicios que me han ido ofreciendo, pero sobre todo en el campo sanitario que es mi profesión y vocación desde joven en vistas a prepararme por la Misión. 
En este campo he tenido la posibilidad de palpar, la grandeza que ofrece mi vocacion de enfermera al contacto con el ser humano sufriente, y la pequeñez de este ser humano que sufre por la enfermedad y ademàs privado de medios más elementales que pudieran ayudarle a recobrar la salud tan anhelada. 

Sobre todo los niños y niñas  y las mujeres, éstas, violadas, maltratadas y utilizadas con poca dignidad.
Desde que llegué a este País en 1979,con 32 años y tengo ahora 70, puedo confirmar que desgraciadamente vamos retrocediendo en vez de progresar y recuperar la libertad y dignidad de toda persona humana. La situación política no nos ayuda y las consecuencias son desastrosas, guerras interminables y muertes a millares.

A pesar de todo sigo  poniendo mi confianza en Dios, intentando aportar mi piedrecita en esta construccion de un mundo mas humano, donde la presencia de Dios es el fundamento para su felicidad.
Deciros que soy feliz y merece la pena de ser valiente, porque la "mies es abundante" y la mision nos espera."




Valentín Guerenabarrena , se une a nosotros en la oración.


"Gracias por tenernos presentes en sus actividades pastorales y misioneras. Nos apoyamos por medio de la oración."





Reacciones: