lunes, 23 de octubre de 2017

Concluye la semana misionera del DOMUND 2017

Luis Ángel Plaza, presbítero de la diócesis de Burgos, y misionero en Brasil, ha visitado Bizkaia, invitado por la delegación de Misiones, con motivo de la campaña del DOMUND.
Después de estar 8 años de sacerdote en la sierra burgalesa, Luis Ángel partió hacia Brasil como misionero, a través del IEME (instituto español de misiones extranjeras). Allí ha trabajado durante 21 años.

Durante la pasada semana, Luis Ángel ha comunicado su experiencia misionera en diferentes centros educativos de la Diócesis de Bilbao, en la radio en la prensa…, con el objetivo de hacer presente la dimensión misionera, conocer el compromiso de tantos misioneros y misioneras presentes en realidades de pobreza y exclusión en el mundo.

Ha compartido la vida y la tarea en Pernambuco y Bahía, estados situados al nordeste del país, trabajando en parroquias de la periferia en la pastoral social, implicándose en movimientos sociales (creando con otros el movimiento “agua es vida”), llevando un programa en la radio, para dar voz a los sin voz, para denunciar injusticias, para animar a la gente, ha dado clases de teología. En la última etapa trabajó también en el mundo rural.

En julio de este año, volvió a España con la encomienda del IEME, de trabajar en la animación misionera en las Diócesis de aquí.

Luis Ángel insiste en que toda la Iglesia es misionera, “no podemos vivir encerrados, tenemos que estar abiertos a la realidad del mundo, ser personas solidarias”, José Ángel nos invita a ser, como dice el Papa Francisco, “una Iglesia en salida, somos, hermanas y hermanos y formamos parte de la familia humana en la casa común. Por eso, -añade- hay que trabajar de lo local a lo global, abrir la mente y el corazón y no olvidar la dimensión universal”.

Con respecto a la realidad de aquí, el misionero ve que las estructuras de las parroquias “son más estructuras de conservación que estructuras misioneras”. Piensa que ya no vale lo de “siempre se ha hecho así”, en la Iglesia nos pasa “Queremos hacer lo de siempre. No tenemos las respuestas hechas y nos cuesta cambiar, iniciar algo nuevo, pero hay que ser humildes y decir que vamos a probar”.
Allí, en Brasil, también la realidad ha cambiado, las comunidades eclesiales de base han cambiado. Otras religiones ganan terreno porque ofrecen seguridades. “Tenemos que caminar con humildad y ver los signos de los tiempos”.

Luis Ángel, se ha coordinado con 5 curas diocesanos del IEME que trabajan en diferentes diócesis de Brasil, haciendo grupo. Son un grupo en constante revisión de lo que hay que hacer para que las Diócesis donde están insertos sean misioneras.

En su periplo por la Diócesis de Bilbao ha estado acompañado por Josune Larrakoetxea e Irati Amézaga, ambas han participado en diferentes etapas en los  cursos Norte Sur y ahora han acercado su testimonio y experiencia en los centros educativos, como hemos visto en este blog.





Reacciones: